Cómo se hizo el anuncio de Pintyplus con Ona Carbonell

Hoy queremos compartir con vosotros cómo se hizo el anuncio de Pintyplus con Ona Carbonell. Por qué ella, por qué esos mundos de color, qué se esconde detrás de las cámaras y por supuesto, quienes lo llevaron a cabo.En nuestro primer spot no podíamos fallar. Sentíamos la necesidad de no defraudar a nuestros seguidores. Pero también queríamos ofrecer nuestra mejor carta de presentación a los que todavía no nos conocían: creatividad con pintura en spray.

Como suele pasar, donde no llega el presupuesto llegan las ganas, la ilusión, el entusiasmo y la dedicación. Está en nuestro ADN. Este es el cómo se hizo de algo que jamás olvidaremos.

¿Por qué Ona Carbonell?

Sobre la mesa teníamos algunos nombres que se identificaban muy bien con nuestra filosofía de empresa. Debía ser alguien que uniera esfuerzo y a la vez creatividad, rigor pero también belleza, espíritu de equipo y a la vez esfuerzo personal. Novasol Spray ha pasado por muchos momentos en sus más de 30 años de historia y sabemos lo que significan esas palabras.

Trabajamos por separado para ejecutar en equipo y disfrutamos de nuestro trabajo, a veces conteniendo la respiración. Cuando sacamos la cabeza fuera del agua sonreímos satisfechos de los resultados. Porque formar parte de un equipo eficaz requiere ser riguroso con el trabajo de uno mismo. La calidad es exigente pero a la vez proporciona placer, el placer de ver disfrutar al prójimo con nuestros productos.

Ona Carbonell representa muy bien todos estos valores. El rigor y la constancia la han hecho campeona olímpica en una disciplina donde lo bello se consigue con sacrificio: la natación sincronizada. Arte y creatividad son parte de su juego, como el nuestro. Esta es la clave de Ona Carbonell y también la nuestra como empresa.

Trabajar con ella fue una maravilla. Agradable, simpática y cercana, parecía disfrutar de cada toma como algo habitual. Cuando hay veinte personas pendientes de ti en un rodaje debe ser muy complicado no sentirse una estrella, pero ella no lo hizo. Se comportó como una más, profesional del primero al último minuto.

El productor, pieza clave en la elección del equipo

Es impresionante la cantidad de trabajo que hay tras una producción de televisión. Tratamos de buscar al mejor aliado en todos nuestros proyectos, al más dispuesto y entregado. Al que lo da todo por un sueño.

Llevábamos años trabajando con Massimiliano Mariotti. Ya habíamos confiando en él para algunos vídeo tutoriales y el vídeo corporativo, del que quedamos totalmente satisfechos. Nadie como él sabía lo que buscábamos. Con la ayuda de su amigo y partner Lonan Garcia, acogieron el proyecto como reto personal.

El director del spot

A pesar de su juventud, Lonan Garcia tiene un currículum que apunta maneras. Con el rol de director del proyecto, no sólo se dedicó a dirigir, sino también a pintar, montar y desmontar, recoger y hasta limpiar. La entrega es la clave de cualquier proyecto y este tenía toda la pinta de ser un proyecto ganador.

A partir del personaje de Ona Carbonell, desarrollaron con Massimiliano la idea de los mundos de color. Estudiaron sus coreografías, vestuario, su forma de moverse y sus dotes interpretativas. La idea se estaba cociendo…

Escogieron una pieza musical sobre la que iban a trabajar sin tener del todo claro si iba a ser la definitiva e iban poniendo nombres y apellidos a los que iban a rodar, iluminar o hacer los decorados. Formaron un equipo de profesionales de nivel tan dispuestos a ayudar como ellos mismos.

El storyboard

Con la idea en la cabeza se crea en un libro a modo de viñetas con el desarrollo completo de la historia. La visión temporal y espacial debe ser muy meticulosa para no dejarse nada por el camino.

Finalmente, el storyboard original fue prácticamente idéntico al del resultado final, lo cual nos sorprendió sobremanera. Esto también es mérito del productor, quien debe tener muy clara la historia, los límites de presupuesto y hacer que todo fluya como si el dinero no fuera una limitación.

El guión: la pintura en spray

Se ve a Ona Carbonell en un apartamento en Nueva York con dos botes de Pintyplus. Cuando los pulsa, comienza la magia de color donde cualquier objeto puede cambiar. No hay límites. Pintar con spray es fácil, creativo y divertido. Ona Carbonell enloquece pintando y viviendo en su mundo ideal.

Cuando termina de pulsar, todo vuelve a la normalidad en el apartamento. Se cierra con logo y claim: “PINTYPLUS, la pintura en spray”.

Elección del lugar  y localización

Con el storyboard desarrollado era el momento de la localización, como se dice en el gremio. El sitio elegido fue La Masia Studio. Una masía antigua en Hospitalet del Llobregat con mucha historia y un encanto que encajaba perfectamente con el estilismo de la historia que estaban a punto de plasmar.

Disponía de habitaciones casi como las habían imaginado en el story telling cada una de ellas con colores predominantes tal como la habían descrito.

Xavier Rovira y Albert Coromina fueron quienes se ocuparon de disponer de lo necesario. Gracias a ellos obtuvimos algunas imágenes bucólicas con nuestros sprays.

Dirección de arte

Son los encargados de crear los mundos físicamente. La representación de la idea y de lo que debe ver la cámara debe  coincidir a la perfección. Un sinfín de objetos, muebles y falsas paredes pintadas con Pintyplus en las tonalidades rosa, azul y amarillo, los tres colores del mundo de Ona Carbonell. De eso se encargó Gina Mas, directora de arte, y su incansable ayudante Marta Roig.

Para pintar objetos, contamos con la ayuda de dos de nuestros habituales colaboradores. Javi de Yonolotiraría e Itziar de Itzidreams. Ellos proporcionaron color a los mundos de Ona Carbonell.

Vestuario

No imaginábamos que iba a ser tan complejo, pero hasta el detalle de los zapatos o la horquilla del pelo son imprescindibles para Andrea Altés, que hizo otro trabajo espectacular.

Los colores de cada mundo debían resaltar con el vestido que llevaría la protagonista en cada escena. Colores similares que no perturbaran ni quitaran protagonismo a los colores Pintyplus. Elección del vestuario de cada escena y evidentemente prueba con Ona Carbonell en el CAR de Sant Cugat donde no olvida un entrenamiento.

Fotografía

El director de fotografía -Jordi Roset- interpreta las palabras del director para focalizar y dar contraste a la secuencia. El cámara – Eloy Roldán- ejecuta la acción casi al unísono en un lenguaje casi imperceptible en el silencio del rodaje.

Iluminación

La luz es sumamente importante a la hora de buscar el efecto de profundidad, evitar sombras o reflejos y que el color, protagonista del spot, sea verdadero. Fleming y Mónica Amigó, midieron cada sombra al milímetro y apagaron cualquier reflejo que pudiera entorpecer el foco del espectador.

Maquillaje y Peluquería

Una de las ventajas de contar con los mejores como Cristina Canes, es que los problemas simplemente se resuelven. El mismo día del rodaje por la mañana, Ona Carbonell se hizo un corte en la ceja en su sesión de entrenamiento de la mañana. Podríamos haber abortado el rodaje, pero tanto Ona que aguantó como lo que es, una campeona, y las maquilladoras, dejaron atrás cualquier duda. El rodaje se iba a llevar a cabo.

Nada queda al azar cuando se trata de un anuncio de televisión. Tanto el maquillaje como la peluquería deben tener un sentido con lo que se está contando.

Foto fija y making of

También tuvimos el honor de contar con la profesionalidad y experiencia de Jordi Garcia, quien se encargó de inmortalizar el making of además de disparar imágenes de promoción durante el rodaje. Un trabajo nada sencillo cuando la rueda está en movimiento.

Efectos visuales

Esta era una de las claves de este proyecto. Era necesario contar con un profesional en mayúsculas para que pusiera la magia en un anuncio donde todo cambiaba de color. Objetos que se coloreaban con su mirada y velas que se encendían sin fuego. Eso fue tarea de uno de los mejores en su campo, alguien capaz de hacernos creer en hadas en un mundo mágico de color, el mundo Pintyplus. Ese fue Lluís Vilas, uno de los mejores.

Postproducción: color

Cuando todo está listo hay que acabar de calibrar el color. De esto se encargó Ignasi Gonzalez de Moonlight Cinema quien hizo un trabajo extraordinario.

Música y locución

¿Qué sería la vida sin música? Para los creativos forma parte de la idea, por lo que ésta, se escogió casi desde el primer momento. Se trata de una pieza llamada Belly Belly de Dorothee Hannequin.

No siempre ocurre así, pero la primera fue la definitiva. Aunque casi no se aprecie, hay retoques de los técnicos de sonido. Estos se encargan de casar la música con la imagen. Es decir, que comience y finalice en el tempo correcto, alterar determinados tonos o acordes, añadir o quitar efectos, etc.

La guinda final la puso el locutor. De esto se ocupó uno de los grandes del doblaje, Daniel Garcia, que os sonará por ser la voz habitual de Brad Pitt, Ewan McGregor o Mark Wahlberg entre otros. La locución en inglés fue a cargo de Rob patterson. Otro primera espada del mundo de la locución.

Otras intervenciones:

Post-Producción de sonido: Mónica Cimas de Xevi Estudi
Música: Belly Belly de Dorothee Hannequin / Cedric Aubrun por Konga Music.
Edición música MaikMaier.
Post-producción audio Monday Music y Xevi Estudi.

Equipo de rodaje del anuncio Pintyplus con Ona Carbonell

No sabemos si seremos capaces de superar este spot. No sin esta gente. Muchas gracias equipo.

El anuncio Pintyplus

¡Queremos saber tú opinión! ¿Te gustó nuestro primer spot? ¿Cual de los mundos de color te ha gustado más? En breve te desvelaremos más novedades, suscríbete a nuestro blog Shaking Colors y síguenos en Facebook e Instagram para no perdértelas.

Leave a Reply

Translate »