Kevin Prados Garcia, Director de marketing en Pintyplus lidera el equipo que hace posible la comunicación…

Vuestra empresa crece a un gran ritmo, tanto en ventas como en innovación, gracias a vuestro equipo de marketing en Pintyplus

¿Como se asume este reto desde el departamento de Marketing en Pintyplus?

Intentamos trabajar con gran seriedad y ambición, llevando a cabo planificaciones y ejecuciones de planificación que se ajusten a lo que la empresa puede esperar de nosotros. Más allá de que acertemos más o menos, creemos que si somos coherentes y mantenemos un discurso en el que cree todo el mundo de la empresa, los resultados deben acabar llegando antes o después.

Con esto me refiero a que intentamos hacer un trabajo previo que nos tomamos muy en serio sobre qué debemos comunicar. ¿Qué espera el consumidor de nuestros productos? ¿Y el distribuidor? ¿Y qué esperamos nosotros de ellos? Cuando tenemos claras este tipo de preguntas es mucho más fácil comunicar, ya sea a través de PLV, contenidos digitales, formaciones o acciones puntuales. Pero creemos que la clave del éxito radica en tener claras las premisas para actuar siempre y en cualquier ámbito bajo el paraguas de estas. Es muy importante la coherencia en nuestro trabajo.

laia y Kevin pintyplus Marketing

 

 

¿Qué peso tiene el sector digital en la comunicación de la empresa?

No voy a descubrir nada a nadie diciendo que los canales de comunicación digitales son imprescindibles. Pero no solo los nuestros, también los de nuestros distribuidores. Creamos contenidos que intentan explicar los productos y cómo se utilizan estos de forma sencilla, amena y pedagógica. Y estos contenidos no sólo los creamos para nosotros mismos y nuestras redes, si no que los ponemos a disposición de nuestros clientes B2B por medio de una plataforma digital que hemos creado para tal fin.

Creo que la clave de todo esto radica en cumplir con lo que el cliente final espera de todos nosotros, el fabricante y el distribuidor. Los hábitos de consumo cambian a una velocidad muy alta y debemos ser ágiles y saber adaptarnos. Ya no vale solo con emitir correctamente la factura, no fallar en los pedidos, cumplir con las fechas de entrega o estar siempre disponible mediante teléfono; lo que un cliente final o un distribuidor consideran ahora, en el año 2021, un servicio integral y de calidad, encierra mucho más trabajo y variables que lo mismo hace diez años.

Y no debemos olvidar la presencialidad, acompañar al equipo comercial y aprender de él y de los distribuidores, estar a pie de calle acompañando en la implantación de publicidad en el punto de venta o simplemente para explicar un producto nuevo, una campaña temporal o una estrategia de difusión.

¿Hablando de Channel de marketing en Pintyplus, un mercado tradicional como son las ferreterías como se comunica?

El mercado de las ferreterías es nuestro mercado, es allí donde nos sentimos más cómodos y donde creemos que nuestra marca se desarrolla con más solvencia y orgánicamente.

Para apoyar al canal ferretero en la venta de nuestros productos es necesario que hagamos un gran trabajo de formación, porque estamos en el lugar donde más importancia se da a la atención personalizada respecto al cliente final. Si tú entras en una ferretería, sabes que alguien va a acompañarte, explicarte y va a ayudarte a tomar la elección de compra correcta. Nosotros tenemos la responsabilidad de ayudar a ese o esa acompañante para que se sienta seguro o segura en su acompañamiento cuando alguien pide o necesita pintura en spray.

Además, como ya he dicho, generamos contenidos digitales para las redes de nuestros clientes, pensando en su cliente final y cómo se debe comunicar la pintura en spray a estos en relación al canal en el qué estamos.

Añadiría que hemos desarrollado una campaña de publicidad en el punto de venta muy bien alienada con el canal ferretero: intentamos ser pedagógicos, aportar información adecuada y útil al consumidor final y trabajar porque su experiencia con el spray sea satisfactoria.

¿Hay una estrategia internacional de marketing en Pintyplus?

No podría ser de otra forma. Cada país es un mundo y cada distribuidor tiene su propia cultura de trabajo y sus propias dinámicas internas. Nosotros intentamos adaptarnos a la de cada distribuidor y mercado para dar lo mejor de nosotros mismos. Pintyplus, bajo mi punto de vista, se ha abierto paso en el exterior gracias a dos cosas: la calidad del producto y el gran trabajo de los compañeros de exportación, que están siempre encima de los distribuidores, cuidándolos y acompañándolos.

Desde marketing no podemos hacer otra cosa que sumarnos a esta filosofía y tratar de aportar contenidos de calidad y recursos a los distribuidores que les faciliten la vida a la hora de vender nuestros sprays.

¿Tenéis alguna campaña específica en funcionamiento?

En estos momentos colaboramos activamente con Gisela Lladò, que se ha convertido en nuestra embajadora porque reúne en su persona, su historia y su manera de hacer los valores que perseguimos convertir en virtudes aquí en Pintyplus: humildad, trabajo, esfuerzo y proximidad.

Ha sido muy fácil trabajar con ella en todo momento y es la imagen de la marca en el punto de venta además de realizar contenidos digitales en los que muestra como se utilizan nuestros productos. Lo mejor de esta colaboración es que nada es forzado, porque Gisela es una amante del bricolaje y el DIY desde siempre, y eso también es esencial para que nuestra colaboración funcione tan bien.

Gisela OT pintyplus

¿Cómo ves el futuro de la comunicación en Pintyplus?

Seguir trabajando con seriedad y ser capaces de tomar decisiones correctas en función de la información.

Para eso tenemos que seguir evolucionando en mecanismos de recolección de información pero también saber tratar esta para entender qué espera de nosotros el consumidor y actuar para ofrecérselo.

Nuestro campo es fascinante por varios motivos. Yo destaco la dificultad para saber si lo que estás haciendo está dando resultado o no, y la capacidad de todo el equipo para superponerse a las dudas y creer en lo que está haciendo por sentido común y porque hay muchas horas detrás. En segundo lugar, la velocidad a la que cambia todo y la rapidez que debemos tener para adaptarnos. Eso convierte nuestro trabajo en una actividad divertida, estimulante y nada monótona.

Así que seguiremos siendo ágiles para adaptarnos a los cambios y las nuevas demandas de consumo que se irán imponiendo en los próximos años, pero siempre con la misma premisa: comunicar bien la marca y ser pedagógicos en cuanto al uso de nuestros productos.