Caducidad de un aerosol

Muchas veces nos preguntáis sobre la caducidad de un aerosol. Podemos decir que por sí mismos los sprays no caducan, pero vayamos por partes.

carles mongay novasol

Carles Mongay, Director Industrial de Novasol Spray

Para salir de dudas se lo hemos preguntado a Carles Mongay, Director Industrial de Novasol Spray. “La caducidad de un aerosol depende del producto que hay en su interior con la ventaja añadida de que una vez abierto no se altera su vida útil”.

Explica que “además del producto que hay en su interior (el que sea) hay una parte de gas que mantiene la presión del bote para que al accionar el pulsador salga el producto al exterior. El producto está dentro empujado hacia fuera como si quisiera escapar de forma constante. Esto nos otorga una función muy interesante, pues evita la entrada de agentes externos como el mismo oxígeno o de microorganismos que podrían alterar el producto. Por eso, cuando hablamos de pintura, es la forma ideal de conservación. No hay contaminación externa, no se seca, no se altera. Por tanto, mientras la presión del bote sea constante y no haya oxidación del mismo, la pintura estará en condiciones para ser usada.

Es como si el aerosol estuviera permanentemente por estrenar

“La mayoría de nuestros productos no se alteran con el tiempo, especialmente los aceites, grasas o siliconas en los que se estropea antes el exterior de la hojalata que el producto que hay en su interior. En el caso de las pinturas en spray, si pasan muchos años sin que nadie las utilice, el pigmento tiende a sedimentar en el fondo del aerosol. Esto puede ocasionar la obturación del tubo de pesca (por el que el producto sale al exterior). Por esa razón formulamos con resinas y aditivos especialmente indicados para que retrasen el proceso de sedimentación forma indefinida.”

Importante para retrasar la caducidad de la pintura en spray

Siguiendo el argumento anterior, cuando usamos un aerosol de pintura, el tubo de pesca y la válvula quedan llenos de pintura. Aquí sí están en contacto con el oxígeno exterior por lo que la pintura puede llegar a secarse y solidificarse.  Por esa razón, si aún nos queda producto en el interior, es necesario purgar el bote. Esto es, invertir el bote y pulsar hasta que solo salga gas. De esta forma el circuito queda limpio de pintura y evitamos que se solidifique con la inevitable obturación del spray.

Antes de comprar un spray de pintura

Cuando compres un bote de pintura en aerosol, agita antes el bote en la tienda hasta que oigas el repicar de las bolas. Eso indicará que la pintura está disuelta y en perfectas condiciones. Si no las oyes, es que se habrán quedado pegadas en el fondo. Si no se despegan con cierta facilidad, avisa al dependiente. O bien estaríamos ante una mala formulación o que ha estado demasiado tiempo en las estanterías.

Matiz importante: hay pinturas que no llevan bola como los barnices y otras cuyo concentrado es tan denso que requiere de una agitación más importante (forjados y algunas imprimaciones).

Para terminar nos da un par de cifras interesantes

El último control realizado con las pinturas en spray Pintyplus Basic y Evolution, establece que a los 10 años desde su fabricación, el 96.7 % de los botes Basic siguen funcionando y, atención, el 99.9 % de los Evolution.
Para resumir, no deberíamos hablar de caducidad de un aerosol, sino de determinado producto en aerosol. El aerosol en sí no caduca. Nuestras pinturas en spray tampoco porque están herméticas en un recipiente a presión. Puede que la pintura acabe sedimentando. Si las bolas mezcladoras lo resuelven, la pintura estará en condiciones para ser utilizada. Si el bote sufre los ataques externos de la oxidación y acaba perforando el aerosol, no habrá caducado, se habrá estropeado como pueda hacerlo cualquier objeto expuesto a la corrosión.

Leave a Reply

Translate »